domingo, 29 de diciembre de 2013

Casa Pepe, un estilo nacional

Casa Pepe
 El éxito de un mito

En el madrileño barrio de El Pilar y junto al campo de deportes de Vereda de Ganapanes hay un famosísimo bar donde sirven las mejores alitas de pollo de todo Madrid. Se trata de la cervecería Casa Pepe.

Por 3 euros las dos cañas, cada vez que pides te dan un plato con ocho piezas de alas de pollo muy bien fritas. Da igual que te guste o no el pollo, acabarás comiendo con las dos manos.

Estuve el jueves pasado con un buen amigo, y hoy domingo he tenido que repetir. La visión de sus peluches, la hucha con su bandera, la foto de El Lute, la caja registradora de los años 70 … memorable.

Papelera en Casa Pepe
Los camareros son solícitos, amables y tan rápidos que no vale que seas tímido, acabarás servido en un santiamén.

También preparan unos buenos gin tonics y hay oreja, patatas y otras tapas de cocina en raciones. Puedes comer bien y barato en su comedor.

En definitiva, uno de los mejores bares que he visto este mes. Os lo recomiendo.


Cervecería Restaurante Casa Pepe
c/ Celanova, 19 (Barrio del Pilar)
Metro Peñagrande (L7)


Enlace











La Navidad en Madrid

Puesto de artesanía
Mercadillo de Navidad en Majadahonda


Este 28 de diciembre se celebró el último mercadillo de Navidad de 2013 en la terraza del Restaurante Goa de Majadahonda (Madrid).

Acudimos buscando con desesperación algún mercadillo que nos hiciera sentirnos como que estábamos en Navidad, ya que en Madrid esto resulta harto difícil, no sólo por la escasa tradición en mercados de Navidad que hay en España, sino por la alergia paleta que tienen los dirigentes políticos de esa comunidad autónoma -y de otras- a celebrar como se debe una festividad que es religiosa sí, pero también una tradición entrañable y maravillosa de nuestra cultura occidental.




La Navidad es cosa de Europa

La terraza del restaurante Goa,
sede del mercadillo.
Majadahonda
El laicismo militante y los complejos de inferioridad han hecho mella en los politicuchos más tontorrones y nos han inundado las calles de luces muy mariconas y sin simbología alguna que recuerde qué es lo que se celebra, tal vez para no molestar a los musulmanes y a los madrileños iconoclastas, una secta destructiva sin propuestas más allá de no dejar títere con cabeza, y que acabará con costarles la suya propia por enfermedad incurable autolítica.

Como sabemos, la celebración de la Navidad en España es culpa de El Corte Inglés, y una vez limitada su influencia en la sociedad urbana nacional, nadie ha querido recoger su herencia. Ni empresas ni instituciones dedican más interés en la Navidad que poner la consabida cartelería capulla en inglés en los comercios, pistas de hielo para que patine su tía y mantener un horroroso, casposo y mugriento mercado de baratijas de plástico repetidas hasta la picazón en la Plaza Mayor de Madrid.

Mercadillo de Navidad de Majadahonda
Las plazas de Jacinto Benavente y Santo Domingo tienen unos discretos mercadillos que ofrecen siempre lo mismo, con poca artesanía de verdad, donde no se puede comer ni beber, a no ser pipas o pasteles árabes.

En la Plaza de España hay un excelente mercado de artesanía, repleto de tiendas con oferta de mucha calidad y muy variada, pero no es un mercadillo de Navidad, porque  lo navideño no asoma por ninguna de sus costuras.

Así, y mientras acomplejados y envidiosos defienden la Navidad no-navidad y otros no atisban más de allá de sus narices provincianas, nosotros fuimos en busca de algo que se pareciese, aunque fuera de lejos, a los mercados de Alemania, de Tallin, de Cracovia o siquiera del sur de Finlandia, qué menos …

Después de un exhaustivo mapeo en herramientas varias, todas inútiles para localizar con precisión, dimos con este mercadillo oculto de Majadahonda en Google.


Restaurante Goa
El éxito de un país comienza por su ordenamiento espacial

A la primera y por casualidad encontramos la Avenida de España y la calle Doctor Calero. La pobre señalización es una seña de identidad en Majadahonda y la suerte un aliado.

Más difícil fue localizar el número 14 de esa avenida, pues el edificio del esquinazo pertenece a Doctor Calero … y nadie parecía conocer el restaurante Goa y menos aún el susodicho mercadillo.

Decepcionados y pensando haber sido víctimas de un complot en la Red del 28 de diciembre, nos metimos en la cervecería La Antigua. Sin darme por vencido y con un gran mosqueo con la “visión” de ediles y comerciantes, pregunté al camarero. Y sí, existía el Goa, viva.

Estaba tan al lado, tan cerca y tan poco publicitado que se pensaría que era sólo para nativos y residentes en la misma manzana. Muy exclusivo, en efecto.


Por fin en el mercadillo

Entrada al mercadillo de Navidad
Se encuentra bajando Doctor Calero, desde la Gran Vía, hasta su confluencia con la Avenida de España. Y es a la izquierda, junto a un asador, a unos 50 metros.

El mercadillo no me decepcionó. Allí estaba, pletórico de luces, oliendo a Navidad, con tenderos encogidos por el frío y unos cuantos puestos de artesanía de aceptable calidad.

También las baratijas lucían espléndidas y los tenderos amables, tanto que hasta repartieron sus pasteles sobrantes antes de marcharse con una amplia sonrisa.

El retraso en encontrarlo (unas dos horas desde que salimos de Madrid) impidió que asistiéramos al concierto de góspel programado, pero no que nos tomáramos las escurrajas de lo que quedaba de vino caliente y compráramos unos pastelitos de carne y calabacín libaneses que daban un toque exótico al mercadillo, a falta de viandas más autóctonas, porque claro, la gastronomía española no se molestó.

Mercadillo de
Majadahonda
La amabilidad de un camarero del Goa nos invitó a entrar en su restaurante, hoy reconvertido en un salón de gin tonics decorado con rodajas de troncos y con una chimenea central muy cálida.

Hoy sí experimenté un verdadero mercadillo de Navidad en el centro de España. Felicidades a los promotores.

La próxima cita será probablemente el 4 de enero de 2014. Me gustaría que hubiera más dulces de Navidad, más bebidas calientes, más música navideña de ambiente … y mejor mercadotecnia.




Enlace










sábado, 16 de noviembre de 2013

Evento jamonero en el Palacio de Santa Bárbara


Palacio de Santa Bárbara,
evento Arturo Sánchez
Gala del jamón en Malasaña

Este jueves asistimos a un gran evento gastronómico y musical en el Palacio de Santa Bárbara. Se presentaba la añada 2010 del jamón de bellota ibérico puro Gran Reserva, por obra de Arturo Sánchez.

Pudimos degustar al corte las añadas 2008 y 2009, ambas claramente inferiores a la 2010. Tampoco acompañaron los cortadores, que no se esmeraron en reducir el grosor de las lonchas para conseguir la fusión entre la loncha porcina y nuestra gran loncha gustativa.

La animada cata estuvo acompañada de músicos que tocaron notas al son del corte del jamón. Y nosotros no nos cortamos un pelo en mascar a dos carrillos y en ingerir caldos de uva en cantidad. Todo gracias a nuestra facies metamórfica, que nos permitió la entrada sin invitación de ningún tipo.

Los chefs Paco Pérez y Mario Sandoval realizaron un showcooking o preparación en directo de tapas con el cerdito ibérico como inspiración y materia prima grasa y suculenta.

Por allí había gran cantidad de pijerío madrileño postadolescente y señorones expertos en temas del jamón, cogiendo con el pulgar y el corazón las gruesas lajas de oro graso para llevárselas a sus expertos gaznates. El índice lo reservaban para rascarse y abrirse más la nariz y olfatear semejante oro graso.

En un momento de la agradable velada, cuando tontorronas veinteañeras se hacían fotos delante del photocall al estilo de una fiesta cualquiera de Dior, un torpón con su corbatita de azul barato derribó un jamonero con su inquilino, dando con él por los suelos con gran revuelo de las monas de por allí.

Otras incidencias fueron la montonera de abrigos por falta de un ropero en condiciones, la cola para los servicios y los escasos codazos que recibimos.

Mencía de Valdeorras
en La Tita
La terracita nos alivió de los calores de Baco y su primo porcino, que en fantástico maridaje degustamos con grandes sonrisas.

A la salida nos obsequiaron con sendas bolsas para visitantes distinguidos y periodistas, con un contenido excepcional: tres sobres de Gran Reserva 2008, 2009 y 2010, y un pendrive promocional de 2 gigas.

La fiesta no acabó allí. Nos fuimos a La Tita, cerca de Chueca, y casamos un sobre con dos mencías de Valdeorras (cuidado Riberas y Riojas con estos vinos). Casi nos caemos de nuestros taburetes, porque este jamón 2010 es un Grande de España. Pero atención al corte: se puede mejorar.


Dónde fue el sarao:

Jueves, 14 de noviembre de 2013
Palacio de Santa Bárbara, C/ Hortaleza, 87















viernes, 8 de noviembre de 2013

La basura en Madrid, un problema desde siempre

Parque infantil en Tetuán
La limpieza viaria, una responsabilidad de todos

El asunto de la falta de limpieza de Madrid no es nuevo, viene de muy atrás, diríamos que es atávico, consustancial a la misma naturaleza de la ciudad.

El chabolismo en los años 70 alcanzó su apogeo. Por todas partes de la periferia de la ciudad podían verse infraviviendas, especialmente en la carretera de Andalucía, donde compartían vecindad con los cementerios de coches. Esa bofetada visual a la dignidad de las personas que sufrían el chabolismo hacía más indignos a quienes permitían el hacinamiento, la miseria, las enfermedades, el analfabetismo, …
Paseo de La Dirección

Hoy, sin embargo, ya en democracia, la situación no ha mejorado demasiado. El poblado de Pitis seguía encogiéndonos el corazón hasta pasado el 2000, a los que por ferrocarril accedíamos a la capital de España desde las ciudades norteñas, mucho más limpias, ordenadas y civilizadas.

Calle Algodonales
El Paseo de la Dirección es una de las vergüenzas madrileñas más sangrantes, junto al infierno de La Cañada Real, donde espectros y malvados malviven y malmueren al margen del control de un estado al que le importan muy poco las personas y la nación misma.

Zona deportiva, Villaamil
Cualquiera que haya salido un poco a ver países de nuestro entrono económico y político se dará cuenta de la repugnante realidad a la que me refiero. Mientras verdaderos analfabetos funcionales nos gobiernan, porque no son capaces de vivir de un trabajo que hayan conseguido por sus méritos, otras personas más capaces se ven abocadas a amontonarse en descampados, esperando un rescate que no llega, pendientes del calor, del frío, del hambre, de las enfermedades.
Inmediaciones oficinas en Suanzes

No es verdad que para que unos vivan deben morir otros, se trata de que los que engordan como puercos no se coman la comida de los demás.

Calle Pez
No creeré en que esto es una democracia hasta que cada madrileño, cada español, tenga una vivienda digna, un trabajo digno, una sanidad digna, … Todo lo demás (partidos, autonomías, “libertades”, …) son distracciones para justificar la explotación de unas personas por otras personas.




Puente sobre la M-30

Almendro
Quinta de los Molinos

Estanque
Quinta de los Molinos
Cenicero vaciado en El Pardo

Zona deportiva, zona Villaamil

Plaza San Ildefonso,
Malasaña

Nota:

Todas la fotografías han sido tomadas fuera de los períodos de huelga de limpieza, constituyendo un documento sobre la limpieza real de la ciudad de Madrid.










jueves, 7 de noviembre de 2013

La huelga de basuras de Madrid, noviembre 2013

Puerta del Sol, Madrid. Huelga de basuras nov 2013
Una imagen del Madrid de hoy

Madrid es el centro político y económico de España, un espejo donde se miran otras ciudades españolas, tanto para envidiar como para consolarse con su día a día.

También es un destino para los inversores, para ejecutivos extranjeros y para cientos de miles de turistas, muchos de los cuáles jamás volverán a pisar una ciudad española por sus circunstancias personales, ... pero también porque se les han quitado las ganas.

Calle Montera
Desde que Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón abandonaron la política madrileña, muchas cosas han pasado en Madrid. Para empezar ocuparon sus puestos dos políticos de perfil bajísimo, uno por su carisma negativo: Ignacio González–ni siquiera es fácil recordar un nombre que se confunde con el de su opositor Tomás Gómez y al que se le parece físicamente- y la otra por lo incapacitada que está para ocupar una alcaldía como la de Madrid, Ana Botella.

Acción de piquetes
La realidad manda, y la penosa realidad del Metro de Madrid, con sus escaleras mecánicas a medio funcionar para -posiblemente- ahorrar electricidad, la crisis con la tragedia del Madrid Arena, Eurovegas y el fiasco de los Juegos Olímpicos, han dejado a la ciudad de Madrid convertida en un lugar incómodo, inseguro, sucio y sin un futuro esperanzador.

Ahora se le une a ésto la huelga indefinida de los trabajadores del sector de la limpieza y jardinería del Ayuntamiento de Madrid, llamados a una huelga indefinida como protesta por el anuncio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 1.143 trabajadores. Además de que las empresas concesionarias tienen previsto la reducción de un 43% del salario para al resto de la plantilla.

Acción de piquetes
en Cibeles
Madrid se está convirtiendo en un lugar inhóspito para vivir, por obra y gracia de unos gestores inútiles y perjudiciales, más preocupados por engordar sus cuentas bancarias personales que por dar servicio a los madrileños, les hayan votado o no. Pero también por la insolidaridad de los trabajadores.

Contemplar la Puerta del Sol -centro neurálgico del Estado y de la nación misma- plagada de vendedores ambulantes de imitaciones, rodeados de papeluchos, basura y chifladores de juguetes volantes ... es todo un espectáculo como para pasar la escoba sobre todos ellos y sobre los gobiernos municipal y regional del PP. Y todo esto delante de la sede del gobierno regional y ante la costosísima sede del ayuntamiento, un regalito envenenado del Gallardón más megalómano e irreal.


Aledaños de Sol
La imagen hoy de Madrid es de espanto, de un lugar del tercer mundo, con inversiones en pavimentos y plazas carísimas, pero con un ineficaz servicio de limpieza que hace que todo lo demás no merezca la pena. Y lo que es peor, nos mortifica a diario con toneladas de mierda de perro, contenedores sucios y papeleras llenas, que deberían costarle a estos gestores de pacotilla no sólo sus puestos sino una querella por responsabilidades incumplidas.


Puerta del Sol, 6 de noviembre

Calle Montera, 6 de noviembre
Aledaños de Sol, 6 de noviembre

Puerta del Sol, a diario

Calle La Sal, a diario

Starbucks en Callao, a diario












viernes, 11 de octubre de 2013

Maltrato tecnológico


PhONe kILLeR

Caso 1


Confieso que soy un maltratador de móviles. Comencé por accidente: vestido de traje en un retrete de la empresa, me giré hacia el lavabo y mi Motorola ultracojonudo de dos cámaras salió disparado, tocó tabla y encesté en la taza. Afortunadamente ya había tirado de la cadena. Lo rescaté y estuvo en un bote con arroz una buena temporada. No resucitó.


Caso 2

A un Samsung de tapa lo tuneé en los chinos y me quedó espectacular. Estaba con Orange de tarjeta y se me acababa el saldo enseguida: pagaba y no me comunicaba. Perdí una oportunidad con una pava pechugona que me gustaba, así que le retorcí el pescuezo. Hoy, ambas partes reposan en un cementerio de móviles con todas mis víctimas.



Caso 3

Pero lo más cruel fue recibir una llamada de intimidación de mi exmujer en mi Sony Ericsson nuevo y molón. Me cabreé y lancé el móvil contra el salpicadero, rompiendo la pantalla digital del coche. Estaba en un garaje y de desesperación me dejé ir para atrás... me fostié con una columna y le preparé un bollo de la hojtia. Me puse como loco y lo trituré con las tenazas de mis manos meseteñas mientras me apartaba la puta corbata. Sólo jodí la tapa trasera pero pensé que me lo había cargado. Resucitó en forma de llamada, así que lo cogí y con todas mis fuerzas lo golpeé varias veces contra el suelo del coche como si fuera a escardar patatas. El muy joputa dejó de respirar.


Caso 4

Mi querido Nokia Express me dejó una noche abandonado en el metro. Se escapó de mi bolsillo mientras yo estaba sentado, esperando ser adoptado por alguien más cariñoso. Se fue con todos mis amigos, las tías que me gustaban, mis proyectos, grabaciones y fotos. Ahora vive en casa de alguien y sufro por ello. Por la noche oigo a veces llamadas fantasmas que me incomodan.

Hoy convivo con un HTC negro que está cuadrao, al que exprimo tanto como a mi cerebro. Lo mimo, le limpio la pantalla, le acaricio las esquinas ... pero él sabe que tiene que serme fiel ... si no quiere acabar como los otros.



Notas

Los nombres utilizados en esta narración no son ficticios, aunque se han omitido los apellidos por respeto a sus familiares. Excepto en el caso del Nokia, por haberse escabullido y para que se sepa.

Actualmente estoy sometido a un programa de rehabilitación con autoterapia descontracturante, para convivir sin conflicto con las nuevas tecnologías, y mis aparatos me adoran. Por si acaso, no me he vuelto a casar.












domingo, 6 de octubre de 2013

Crítica a Gravity, de Alfonso Cuarón.

Sandra Bullock en Gravity (2013)
La epopeya de una mujer astronauta 

La lanzadera espacial Explorer ha salido a reparar el telescopio Hubble. Es el vuelo ST-157, comandado por el veterano Matt Kowalski, y en el que la novata astronauta Ryan Stone es la encargada técnica de la misión.

Les acompañan Thomas, Dasari y Evans, que apenas salen en la película. George Clooney (Kowalski) y Sandra Bullock (Stone) son los protagonistas absolutos de esta cinta de acción y suspense  que ha dejado alelados de entusiasmo a los críticos y a otros, simplemente, nos ha gustado.

Todo transcurre normalmente: Ryan repara el Hubble en el exterior y Matt bromea mientras da vueltas alrededor de la lanzadera con una mochila propulsora. Repentinamente reciben de Houston una llamada de advertencia para que se refugien en la nave: un misil ruso ha destruido un satélite espía obsoleto de la misma nacionalidad y sus restos han provocado un desastre en cadena. Varios satélites de otros países han sido destruidos por la basura espacial generada y sus fragmentos se desplazan a miles de kilómetros por hora directamente hacia ellos.

Reparando el telescopio Hubble
Pierden la comunicación con la tierra y no les da tiempo de refugiarse. La basura espacial les impacta, como una metralla gigantesca y letal. El Explorer queda inservible, hay varios muertos.

Ryan y Matt quedan separados de la nave y vagan por el espacio en búsqueda de La Estación Espacial Internacional y dos naves Soyuz rusas que están acopladas a la misma. Desgraciadamente una de ellas está inservible y deben acercarse hasta la otra, su única salvación.

La aventura espacial de Matt y Ryan tiene similitudes con Misión a Marte (2000) en la cuál los astronautas se quedan indefensos en el espacio exterior, sin una nave que les sirva de refugio y un astronauta se sacrifica por el resto. También con Alien, pues es una escultural astronauta en ropa interior la protagonista y tiene miedo, un miedo atroz, sólo que esta vez Sandra Bullock no suda lo más mínimo.

La Estación Espacial Internacional y las Soyuz
Hay incendios, escotillas, angustias por la falta de oxígeno y un extintor usado a modo de propulsor. La gravedad cero es la que da título a la película y la contrapone a la gravedad de la Tierra en los planos finales, de tintes tan emocionantes como 2001, Una odisea en el espacio.

Otras fuentes de las que bebe Alfonso Cuarón es El planeta de los simios (1967), en la escena cuando cae la cápsula al agua, sólo que el director mejicano finaliza su película como empieza aquélla.

La película es excelente por la belleza de su fotografía, porque las explosiones no se oyen en el espacio, aunque sí que podemos oír el angustioso y magistral jadeo de la astronauta que se cree morir. Sentimos su bisoñez, su fragilidad, su humanidad. Pues todos los espectadores somos legos como astronautas. Clooney, en cambio, está en su papel de siempre, tan dinámico, intemporal y artificioso como de costumbre. No me imagino ni al más experto de los astronautas quedarse tan campante ante la tragedia que experimenta, a no ser que esté fumado o la hipoxia le haya jugado una mala pasada.

Lo mejor: los planos de la destrucción en el vacío de la naves y la interpretación de Bullock.

Lo peor: el incombustible e insufrible Clooney, que no se calla ni en el espacio.

Imprescindible como película de astronautas, muy bella y muy bien documentada. Ha consagrado a Alfonso Cuarón como uno de los grandes de hoy en día.



Nota

En la gala de los Oscar de 2014, Gravity obtuvo siete galardones (mejor director, mejor montaje, mejor fotografía, mejor banda sonora original, mejor mezcla de sonido, mejor montaje de sonido y mejores efectos visuales) .


Enlaces

Otra crítica a "Gravity"

Misión a Marte (2000). Brian de Palma













domingo, 29 de septiembre de 2013

La mejor oferta para este fin de semana: Tornatore



Intrigas y estafas de la senectud

Las películas de ambiente inglés tienen unas características muy definidas y estereotipadas, y también muy truculentas, en cuanto a la morbosidad de sus planteamientos.

“La mejor oferta”, de Giuseppe Tornatore no es una película inglesa, ni está rodada en Inglaterra. Tampoco es inglés su protagonista, el repugnante capitán Barbossa de “Piratas del Caribe”, que interpreta el australiano Geoffrey Rush. Pero sí que sobrecoge por la crueldad y dramatismo con el que castiga la vida a su protagonista, y en esto sí que es muy inglesa.


“La migliore offerta” no es un título original apropiado para una película llena de ardides y artificios. Nunca hubiera ido a verla con semejante carencia de tirón en su título. Tal vez lo hubiera hecho sólo por ver de qué va la nueva de Tornatore o para deleitarme con el formidable Rush en acción. Y sin embargo me enganché y disfruté hasta el final.


Sylvia Hoeks
La holandesa Sylvia Hoeks (Claire) es mona, pero en su papel de trastornada mental no impacta más que cualquier otra modelo insulsa de rostro simétrico y armonioso. Tal vez porque si tiene algún trastorno es el de ser una falsa escritora y una delincuente. Creo que el director se ha confundido con la elección de la actriz, cuya presencia no se diferencia demasiado de los retratos que colecciona Virgil Oldman, el protagonista. Peor aún, es muy inferior a todos ellos.


El Sr. Oldman es un remedo moderno de El Coleccionista de William Wyler, pues su poder económico le permite llevar a cabo los planes de seducir enfermizamente a una mujer joven, encerradas en ambos casos entre cuatro paredes. Rush dignifica el personaje de un famoso y ruin subastador de arte inglés, tan atildado que usa guantes para no entrar en contacto con la gente, quizá un producto de su fobia social.


Otra película inglesa que no es desconocida para Tornatore es La Huella (The Sleuth), de Joseph Mankievicz, con la que tiene muchas similitudes. Así, Rush hace un papel similar en un entorno de la clase alta como el del exquisito Andrew Wyke (Lawrence Olivier); pero es que también Robert (Jim Sturgess, este sí que es inglés) se presta a los juegos y trucos –con autómata de por medio- para imitar toscamente al Milo Tindle (Michael Caine) de la magistral película de 1972 de ambiente italo-inglés.

Jim Sturgess 
Donald Sutherland se pasea como un espectro viviente por la escena, porque su mejor interpretación es el abrazo traicionero que le da a su “amigo” Virgil, que lo ha humillado despreciando su pintura durante años. Y, la verdad, eso es muy poco.


La película simula unos personajes ingleses con supuestas características inglesas: un victorianismo decadente y sórdido, pero inocente e inerme ante la avaricia, frivolidad y depravación sexual de la sociedad “inglesa” moderna.

Los exteriores son italianos, el palacio es italiano –ningún palacio británico podría acercarse ni de lejos a la estética sublime e intemporal de las fachadas de las casonas italianas- … pero el fascinado Tornatore recurre al exotismo de Praga como Mankievicz hizo que Andrew Wyke tuviera una amante finlandesa.

Demasiadas similitudes como para considerar a “La mejor oferta” una obra maestra o -simplemente- una gran película. El filme se va desinflando a medida que se acerca el final del metraje, que es excesivamente largo y prolijo en explicaciones, que ni falta que hacen.

Con respecto de la enana idiot savant que aparece de manera recurrente y misteriosa ¡¡Joder, cuánto me recuerda a la Tangina de Poltergeist, al Raymond de Rain man y hasta a los muñecos vivos de J. F. Sebastian de Blade Runner!!


Tangina. Poltergeist

Raymond. Rain man

J. F. Sebastian. Blade Runner


Y es que hay que ver menos cine e inventar más, señores directores. Y aún así, me dejó boquiabierto.


Comentarios