lunes, 29 de febrero de 2016

Quinta de los Molinos: almendros 2016

Quinta de los Molinos, 28 de febrero 2016
Quinta de los Molinos, éste es el pretencioso nombre de una extensión de terreno llena de almendros, olivos, eucaliptos y pinos, que plantó un magnate. Hoy se ha convertido en el mejor sitio de Madrid para ver la floración de los almendros.

Con un día ventoso y algo frío, alrededor de 10ºC, cubierto de nubes y con muy pocos claros, acometí la rutinaria labor de retratar los almendros del parque, como cada año.

Allí descubrí cómo las sempiternas cotorras argentinas (Myiopsitta monachus) despojaban los almendros cuajados de flores rosas. Comían su cáliz, dejando las corolas, que caían desvanecidas, arrancadas por esos pequeños picos torvos.
 
Myiopsitta monachus

Campeaban en bandos nerviosos los gorriones molineros (Passer montanus) y los verdecillos (Serinus serinus), mezclados en la ignorancia mutua, como iguales, y levantando el vuelo al unísono, picoteando las semillas de los hierbajos más insignificantes.

Uno de los gorriones molineros tenía una librea con síntomas de albinismo. 

Un solitario herrerillo común (Cyanistes caeruleus)* cantaba sobre una rama.


Almendros en Quinta de los Molinos
Aunque lo más interesante me queda por contar, porque nada más iniciar la observación, a eso de las 15 horas, sobre lo alto la rama de un árbol desnudo de 15 m. vi un ave casi con el tamaño de cuerpo de un zorzal, de cola corta, de un gris rosáceo, con un pequeño babero negro y una extraña cresta lacia.

Salió volando de manera potente. Casi enseguida lo identifiqué instintivamente con un ampelis. Tan seguro como estaba, lo busqué en la guía de la SEO y ni siquiera aparecía como accidental. ¿Tan raro era?

Lo había visto multitud de veces en la Peterson y en la Jonsson, aunque con plumajes mucho más vistosos. Ahora creo que no pudo ser ninguna otra especie.


Almendros en flor
El ampelis (Bombycilla garrulus)


Distribución:

El ampelis europeo tiene una distribución circumpolar y se reproduce en las regiones septentrionales de Eurasia y América del Norte.

En Europa vive y cría en las latitudes más norteñas de Suecia y Finlandia, pero migra en invierno hasta el Este de Europa y Gran Bretaña.

En Finlandia cría en bosques de coníferas del norte, y a veces también en el sur, estimándose la población reproductora finlandesa en 30.000 a 60.000 parejas. 


Migración del ampelis:

Normalmente las aves eurasiáticas pasan el invierno en el este de Gran Bretaña, en regiones septentrionales del oeste y centro de Europa, Ucrania, Kazajistán, el norte de China y Japón.

La irrupción de ampelis más grande en Europa central de la que se tiene noticia fue en el invierno de 2004-2005. Más de medio millón de ampelis se observaron en Alemania. Esta invasión ocurrió en una temporada de reproducción inusualmente cálida y seca.


Quinta de los Molinos, 2016
En migración se desplaza generalmente en bandadas durante el día. A menudo se puede ver en el sur de Finlandia a finales de septiembre y principios de octubre.

Cuando las bayas escasean, las bandadas avanzan rápidamente hacia el sur, llegando hasta los países del Mediterráneo y la región del Cáucaso.

En los años en los que hay muchas bayas las bandadas permanecen en Finlandia hasta diciembre o incluso febrero. La migración de retorno es mucho menos notable, entre marzo y mayo.


Enlace

Los almendros de Quinta de los Molinos en 2014





Citas de ampelis en España


A principio de la década de los 80 se observó un ejemplar en la ladera SO del Monte Serantes (Vizcaya).

06/03/2011 Asturias, zona ajardinada.

Febrero de 2013, avistamiento de 4 ampelis en Ramales de la Victoria (Cantabria)

Enero de 2013 Avistamiento de un ampelis en el Señorío de Bertiz (Vizcaya) 



El ampelis europeo en Finlandia

Distribución del ampelis en Finlandia

El ampelis europeo en Finlandia    




Influencia del tiempo atmosférico en la emigración de paseriformes


THE INFLUENCE OF WEATHER ON PASSERIN EMIGRATION. A REVIEW

David Lack


The present review was undertaken as background for my studies (1959a, 1960, and in progress) of migration by radar. 

 
... In Finland, the last of five big night movements of thrushes (Turdux spp.) in autumn coincided with a marked drop in temperature (the others with falling pressure) (Siivonen, 1936). Haartman and Bergman (1943), studying a variety of species, found that only a small proportion of autumn departures were associated with cold, but later, Bergman (1951) found that a fall in temperature preceded the departure of many species, chiefly passerines.


On the other hand, the departures of Waxwings (Bombycilla garrulus) from Scandinavia in autumn did not occur with a drop in temperature but at temperatures normal for the time of year (Ritchie, 1940). Jenkins (1953), however, showed a strong connection between the departures of night migrants and a drop in temperature in Scandinavia in the autumn of 1951.


So, much earlier, did Clarke (1912) and Ticehurst (1932) for both day and night migrants from the eastern side of the North Sea in autumn.


I have been finding the same in studies by radar for the westward movements by day and night from Holland into Norfolk in autumn. But in all these cases, the drop in temperature has also been associated with anticyclonic weather, clear skies, and light, easterly winds, so that it has not yet been possible to separate the effect of temperature from that of other factors.


(Pags.  185-186).




Notas

*Antes Parus caeruleus