lunes, 7 de abril de 2014

Observación e identificación de anátidas

Observatorio en Boadilla
La identificación de las hembras de anátidas es siempre controvertida.

Imaginemos por un momento que queremos acordarnos de una chica española que vimos fugazmente en invierno, que no se tiñe el pelo y que usaba pantalones y un abrigo oscuros. Seguramente la confundiremos fácilmente con otras muchas que vimos antes y que veríamos después. Con las hembras de los patos ocurre algo parecido.

Las libreas son generalmente pardas y mucho menos vistosas que las de los machos. Y si nos llegamos a considerar unos expertos en identificar patos por saber distinguir las especies por sus machos en verano, veremos si lo somos tanto identificando las hembras de la misma especie, con la dificultad añadida de la escasez de luz.

Bien, pues esto me sucedió al ir a observar patos cautivos a la charca artificial que hay a un escaso quilómetro de Boadilla del Monte, en dirección a Pozuelo de Alarcón.


Los habitantes de la charca

Patos colorados
Desde hace unas semanas he tomado su observatorio de aves como una magnífica oportunidad para refrescar mis conocimientos sobre los patos más comunes. Y también sobre sus hembras, un verdadero quebradero de cabeza. No olvidemos que el pato nada, anda y vuela y además tiene marcados dismorfismos sexuales.

En la charca hay porrones moñudos, patos colorados, porrones comunes o europeos (según la nomenclatura moderna) y ánades rabudos. Todos ellos tienen recortada un ala para evitar que se escapen, no son domésticos pero sí son patos cautivos.

Pato colorado hembra
También hay ánades reales, muy agresivos con todos los demás, y hasta un solitario pato pekín blanco o doméstico (Anas platyrhynchos domesticus). Todo bien, hasta ahora. Pero ya eran casi las nueve de la noche y empezaba a estar bastante oscuro.





Etología de un ánade extraño

La actividad de los patos era frenética. Y me llamó especialmente la atención una hembra, que identifiqué al principio como un porrón europeo. Sin embargo, sus infracobertoras caudales blancas indicaban otra cosa.

Estuve observándola un rato mientras nadaba, estirando el cuello cada poco para cazar … mosquitos al vuelo. Se comió al menos media docena durante los diez minutos que no le quité ojo con los prismáticos, … y sí, eran enormes mosquitos chupasangre de patas colgantes. Finalmente pude sacarle un par de fotos.


Porrón pardo hembra
Tuve que consultar varias guías para salir de la duda: iris pardo, dorso oscuro y diferenciado, popa blanca … Las guías de la SEO, la Jonsson y la Kosmos de Detlef Singer me sacaron de dudas: era una hembra de porrón pardo (Aythya nyroca). Aquí la Peterson falló por no tener representada la hembra, todo un desliz …

De la dificultad de todo lo que digo da fe la fotografía de un blog en la que aparece un porrón pardo macho y es etiquetada como … un porrón pardo hembra. Y eso en todo un blog de aves de Andalucía. Recordemos: la hembra de porrón pardo tiene el iris pardo y el macho el iris blanco. Es un rasgo muy distintivo.

Ver el error en:

http://avesenandalucia.blogspot.com.es/2010/05/porron-pardo.html


Nota: todas las imágenes de este artículo son propiedad de Zenobita, el autor de este blog. Pueden utilizarse sólo para fines educativos, citando la fuente y ajustándose a la información que aparece en cada foto.

Enlaces